La ciencia y los crímenes de los años cuarenta


Bueno, antes de proseguir con el artículo, me gustaría advertir a mis lectores que, por suerte, he retomado mis estudios. Y digo por suerte, porque realmente tengo interés en continuar mi larga andadura como estudiante hasta que un día pueda por fin dedicarme a la profesión de mis sueños. En fin, que para poder cumplir mis expectativas voy a tener algo apartado el blog, pero prometo escribir al menos una vez a la semana, un artículo de calidad.

Mi plan inicial era continuar con el post sobre armas químicas, pero me gustaría hacer antes una reflexión y un recuerdo sobre todos los crímenes que se cometieron en la Segunda Guerra Mundial. Sí, el nacionalismo fue uno de sus grandes impulsores. Pero no debemos olvidar el papel que tuvo la ciencia.

La experimentación en la Segunda Guerra Mundial

Para que los errores del pasado no vuelvan a repetirse

Año 1940. Adolf Hitler, ex-artista y lider del Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores de Alemania (NSDAP), da inicio a un terrible conflicto armado que sacudiría el mundo entero y dejaría Europa prácticamente en ruinas. Como todos los nacionalismos, buscó un enemigo que pudiese reconocer la población, un ‘enemigo de la patria’. Y lo encontró en los judíos.

Hoy, cada vez que alguien piensa que son los inmigrantes los que ‘vienen a robarnos el trabajo’, repite un error que hace menos de un siglo cometió el pueblo alemán. Porque los judíos fueron progresivamente degradados, en un proceso que se inició con los barrios judíos convertidos en guetos, y que acabaría con Auschwitz y Mauthausen, entre muchos otros. Campos de concentración dónde no sólo se mantenía a los judíos en trabajos forzados además de su exterminación, sino que se realizaron experimentos médicos con ellos.

 

Una de las figuras que destacará en este terrible proceso es el ‘médico’ (entre comillas porque, como futuro miembro del gremio, no puedo entender que este hombre tuviera vocación para tal) Josef Mengele, apodado <<el ángel de la muerte>>. Tras doctorarse en Medicina y Antropología, su tesis ‘Estudios de la fisura labial-mandibular-palatina en ciertas tribus’, llamó la atención de los miembros de la NSDAP, aunque este ya era miembro de la Schutzstaffel cuando esto ocurrió.

Vamos a hacer un pequeño recorrido por estos experimentos:

– Experimentación con gemelos: torturar a un gemelo para ver si el otro sufría, inyección de químicos en los ojos para tratar de cambiarlos de color, coser a dos gemelos en el intento de crear siameses…

– Experimentos sobre congelación: se realizaban principalmente con presos de guerra soviéticos (obviamente por su resistencia natural al frío). Eran introducidos en bidones de agua con intención de medir el tiempo que eran capaces de soportar la congelación. Se llegó a la conclusión de que la mayoría de sujetos morían al alcanzar los 25 grados Celsius.

– Experimentos sobre la resistencia del sistema óseo. Se rompían los huesos continuamente con la intención de averiguar el número máximo de veces que estos podían regenerarse.

Sin duda la forma más conocida de acabar con los judíos, gitanos, homosexuales y apátridas (entre los cuales se cuentan los republicanos españoles exiliados por el régimen franquista) eran las cámaras de gas. En estas las víctimas eran asfixiadas con un gas llamado Zyklon B, que no es más que una versión ‘mejorada’ del Zyklon A de Fritz Haber (a quien conocemos del artículo sobre armas químicas). La composición de éste gas era cianuro de hidrógeno.

El Escuadrón 731

Sin embargo, cuando se habla de los crímenes de la Segunda Guerra Mundial, estos parecen limitarse a la Alemania nazi. Esto no es ni mucho menos cierto: en el mismo período de tiempo, en Japón, el Escuadrón 731 hacía experimentos más crueles aún, si esto es posible.

El Escuadrón 731 fue creado inicialmente para poder proveer a Japón de armas biológicas durante la guerra. Los principales experimentos tenían este objetivo. Se inoculaba a un prisionero con una enfermedad, y se le hacía una vivisección sin anestesia, removiendo los órganos para poder estudiarlos con facilidad.

Otros experimentos tenían como objetivo estudiar los efectos de las heridas de guerra. Se le amputaban las extremidades al prisionero y se le implantaban al revés. También se hicieron experimentos para estudiar el avance de la gangrena y la putrefacción si estas no eran tratadas. Obviamente, también se probó un gran número de armas en los prisioneros: granadas, lanzallamas, ametralladoras…

Aparte de los experimentos relacionados con la guerra, se realizaron otros por ‘interés científico’, entre los que se encuentran introducir en una centrifugadora al prisionero y hacerlo girar hasta morir, exponerles a privación de sueño o aire para estudiar cuánto tardaban en morir, provocarles apoplejías, sustituirles la sangre por agua de mar, y un largo etcétera.

El final de la guerra

Abril de 1945. El ejército soviético, liderado por el general Gueorgui Zhúkov toma finalmente la ciudad de Berlín. La bandera soviética, la hoz, el martillo y la estrella, ondea sobre el Reichstag. El 31 de abril, Hitler se suicida junto con su esposa Eva Braun. La guerra ha acabado (en Europa).

Seis meses más tarde, en la ciudad alemana de Núremberg se celebran numerosos juicios a los dirigentes del régimen nazi, por sus crímenes contra la humanidad. El primero de todos ellos fue el juicio contra los doctores, donde se sentó en el estrado a los doctores responsables de los crímenes de los campos de concentración. Sólo cinco de los veintitrés acusados fueron absueltos.

Sin embargo, algunos de los criminales escaparon de su destino. Es el caso de Josef Mengele, quien murió en 1976 en el exilio. Pese a los intentos del Mossad, no consiguieron encontrarle, como si ocurrió con Adolf Eichmann.

Algunos miembros del Escuadrón 731 fueron absueltos a cambio de entregar los resultados de sus experimentos a Estados Unidos. Sin embargo, otros fueron procesados por la Unión Soviética, y ejecutados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s